Canon para productos tecnológicos, el sinsentido de la copia

junio 29, 2011

Hoy se trataba en el senado una ley para imponer un canon a diversos productos que afectan directamente los derechos de autor, en especial los referidos a la música y los videos (películas). El principio del canon es realmente sorprendente (por no decir muy estúpido), parece ser que todos aquellos productos con los que se puede infringir los derechos de autor serán alcanzados por un impuesto ya que uno podría copiar música/video usando CD o DVD vírgenes, reproductores de mp3, teléfonos celulares, etc. En este punto hay dos cosas o mas a tener en cuenta que me gustaría detallar:

  1. Esta legislación es importada ya que la mayoría de los países de Europa, Estados Unidos y Canadá tienen leyes similares, lo que se olvidan los promotores de este tipo de normas por estos pagos es que la realidad de nuestro país y nuestro continente son muy distintas, en primer lugar los productos tecnológicos ya se encuentran alcanzados por muchos impuestos a saber con tasas mucho mas altas que en el primer mundo y un impuesto adicional no haría mas que reducir la población que puede acceder a los mismos. Por otro lado los organismos encargados de recaudar el canon ya tienen una importante fuente de ingreso y un aparato recaudatorio armado.
  2. La industria de las corporación audiovisuales (disqueras, productoras de películas, etc.) sigue sin entender que lo que cambió es la conducta social y un grupo de inmorales que quieren robarle su dinero, esto no quiere decir que me parezca correcto que se copie la música y se afecte a la fuente de ingresos de los músicos pero el mundo cambió, la gente tiene otros intereses y expectativas y si estas corporaciones no lo entienden y cambian solamente alargarán su agonía. A barajar y dar de nuevo muchachos porque el negocio como lo conocían ya fue.
  3. Volviendo sobre el objeto sobre lo que se basa el canon y haciendo una simple analogía deberíamos impulsar un canon para las fabricas de balas para indemnizar a las víctimas de la inseguridad u otro a los pollos del supermercado para indemnizar a todos los que tuvieron que cerrar sus parripollos en los 90. ¿Suena gracioso? La idea de esta ley es la misma pero para la industria audiovisual, en resumen si comprar un DVD virgen la ley presupone que es para piratear música o videos y por ello el canon, es decir que somos culpables a priori.

El status actual de la ley es que volvió a comisión para revisión, la razón del cambio es la mala recepción que tuvo esto en la gente y en los medios. Esperemos que la ley no prospere.


A %d blogueros les gusta esto: